LA INCUBADORA

LA IN[CUBADORA] DE PROYECTOS DEL RINO

Incubadora de Proyectos es la iniciativa de El Rinoceronte Enamorado, que nace con el fin de brindar un acompañamiento creativo al proceso artístico de jóvenes compañías locales; siguiendo y confrontando las ideas que mueven a cada puesta en escena, y contribuyendo a su desarrollo hasta su verificación ante el público.

El proyecto dio inicio con la convocatoria a cuatro agrupaciones emergentes de la localidad: Monos Teatro, El Gato de Schöringer, Epicus Cía. Escénica y Colonche Cabaret; cuatro compañías con objetivos y estéticas divergentes una de la otra, pero todas con ímpetu y marcado tesón por desarrollar sus discursos artísticos.

A partir de la presentación de cada uno de los proyectos de creación, para ser desarrollados y presentados al público en el Teatro El Rinoceronte Enamorado, se ha dado paso al seguimiento crítico de dichos montajes, en complicidad con el colectivo de realizadores escénicos CentroCentro de la ciudad de Guadalajara, con el fin de ofrecer nuestras experiencias en favor de las nuevas generaciones de creadores escénicos de San Luis Potosí.

Esta experiencia, que parte del acompañamiento artístico, incluye también un apoyo financiero para iniciar la producción de los montajes, con la encomienda de que estos generen mecanismos de gestión que terminen de financiar el costo global de su producción. Así mismo, se dispone de la infraestructura del Teatro El Rinoceronte Enamorado, donde se realiza el seguimiento de los proyectos, parte de sus ensayos, así como el montaje final y una temporada de nueve funciones de cada obra ante el público.

La verificación de este proyecto no se dará solamente con los resultados artísticos de cada montaje; sino que serán vistos en las transformaciones que sucedan al interior de las agrupaciones, en el sentido de la formación en algunos, o la consolidación de otros. En todos los casos, lo ideal es que la iniciativa de la Incubadora de Proyectos sea un espacio de encuentro artístico que catalice las mejores cualidades de cada agrupación y las fortalezca.


MONOS

El proyecto de la Incubadora, ha resultado una suerte de agenciamiento, que nos ha permitido reunirnos en un espacio que se ha abierto para ser cosechado y compartido, más allá de lo que no somos, por todo lo que sí somos.

Porque este, sin duda ha sido un proceso enriquecedor desde lo artístico, pero también desde la presencia en conjunto: la escucha y opinión, la crítica y resistencia, las alianzas inesperadas, la disponibilidad, los afectos e intensidades que hemos ensayado en esta casa de El Rinoceronte Enamorado, (en compañía de CentroCentro) nos acercan a mirar desde nuevos lugares el estar con el otro. Y eso, se parece mucho al teatro.

Monos Teatro

 

GATOS

La incubación es un proceso en el que cualquier ave, (a veces reptil) se dispone a cuidar a su cigoto (siempre huevo) hasta la ruptura de su carcasa y el nacimiento de un nuevo ser, en esa ruptura de carcasa termina la incubación; en este proceso el ave mayor jamás rompe el huevo, el pequeño nonato dentro del huevo debe decidir cómo romper y en qué momento salir (…)

El proyecto Incubadora funciona de la misma manera, pero siendo reptiles, en específico tortugas (…) Nosotros como parte de uno de esos huevos-compañías, sentimos que el rompimiento, fue llegar como los asustados y frágiles, que temen en hablar, hasta transformarnos en un huevo que quizá se siga sintiendo algo temeroso, pero ahora confía (…) La interacción entre las compañías generó una zona de riesgo que nunca habíamos considerado, una interacción que nos dejó ver que todos estamos a punto de explotar, que todos faltamos de disciplina en momentos, que todos reímos, que todos soñamos, que todos tenemos problemas de producción, pero al final todos queremos decir algo y también estamos dispuestos a escuchar.

El Gato de Schrödinger

CIRKO

Nuestra experiencia como Compañía en este proyecto de la Incubadora ha sido muy enriquecedora pues nos ha permitido trabajar en conjunto con otras agrupaciones; retroalimentando nuestros procesos. Dentro de nuestro proyecto  hemos tomado decisiones que talvez no han sido las más convenientes, pero también creemos que hemos acertado al apostar por un nuevo modelo de creación escénica, llevando sobre todo la mirada de los artistas circenses, al fenómeno teatral.

La asesoría que tuvimos durante una semana con el colectivo CentroCentro logró aclarar ciertas dudas en cuanto a producción, y sobre todo enseñarnos que nosotros como ejecutantes tenemos herramientas para crear a base de experimentar.

Somos una Compañía que está muy agradecida por brindarnos un cobijo y permitirnos trabajar en comunidad.

Epicus Cía. Escénica

COLONCHE

La Incubadora es el detonante que nos permite reconocer el trabajo de los compañeros, es escucha, observación, respeto y diálogo desde un lugar en donde nos sentimos cobijados y acompañados. Ha sido espacio de creación conjunta, de apoyo, de guía, donde las ideas se ponen a prueba pero no se censuran ni se juzgan.

Para Colonche este proceso ha sido enriquecedor ya que nos hace reflexionar y replantear nuestro modelo de trabajo. El Son de la Marchanta, será un espectáculo de cabaret distinto a lo que hemos realizado en los últimos tres años. Estamos felices de contar con una directora como Paola Izquierdo que junto a las asesorías y el diálogo con «el Mosco» y CentroCentro colocan este Son mucho más cerca del teatro que aspiramos hacer.

Colonche Cabaret

 

Mural-C

CentroCentro es un colectivo dedicado al diseño y realización escénica, está conformado por artistas multidisciplinarios que comparten sus saberes y cuyo lazo comunicativo es la naturaleza propia de la escena.

Cuando recibimos la invitación de El Rinoceronte Enamorado para participar como consejeros de los proyectos de La Incubadora, no dudamos en aceptarla.

¿Por qué? Opino que las escuelas de teatro en nuestro país, con excepción de la Enat, centralismo puro, son a lo sumo escuelas de actuación.

¿Qué, cómo y dónde se aprenden el resto de los saberes que implican al fenómeno teatral en nuestro país?

En CentroCentro sabemos que un espíritu colaborativo es el criterio que solventa los grandes rezagos que como comunidad teatral tenemos en relación a procesos de diseño y realización escénica.

El encuentro que ha promovido El Rinoceronte Enamorado ha ido más allá de los objetivos pragmáticos en cuanto a procesos constructivos y conocimiento de materiales y técnicas propias para la escena.Ha logrado, sobre todo, crear vínculos entre los integrantes de los diferentes proyectos. Vínculos que ya son sólidos y que lo son gracias al trabajo colaborativo que ha imperado. La escucha, el respeto y la voluntad han sido ejes rectores del proceso de aprendizaje que hemos experimentado.

El elemento distintivo de La Incubadora en relación a otros proyectos pedagógicos institucionales que buscan crear lazos a través de los saberes escénicos, radica en la posibilidad real de hacer convivir a diseñadores, directores, actores y músicos con realizadores y especialistas de escenografía, iluminación, audio, multimedia, pintura escénica, herrería, carpintería, utilería, mecanismos, tramoya, etc. Es decir, hemos integrado, por fin, en este asunto de compartir, a aquellos creativos que regularmente no son tomados en cuenta en las decisiones poéticas que se quedan en la esfera del director y del diseñador escénico.

En CentroCentro hemos aprendido mucho y queremos replicar éste modelo en lo sucesivo. ¡Qué placer!

Nuestra gratitud eterna al Rinoceronte Enamorado y a los grupos implicados, por brindarnos la posibilidad de tan enriquecedora experiencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>